Nuevo Impuesto sobre las Grandes Transacciones Financieras de los Contribuyentes Especiales PDF Imprimir Correo electrónico

Nuevo Impuesto sobre las Grandes Transacciones Financieras de los Contribuyentes Especiales

El Decreto Presidencial No. 2.169 (“Decreto No. 2.169”) (Gaceta Oficial No. 6.210, Extraordinario, del 30 de diciembre de 2015) creó un impuesto que grava las grandes transacciones financieras de las personas jurídicas y entidades económicas sin personalidad jurídica designadas como contribuyentes especiales (“Impuesto”). El Impuesto no es una novedad ya que, en los últimos 21 años el Ejecutivo ha establecido varios impuestos a los débitos bancarios o a las transacciones financieras. En esas, sin embargo, fueron impuestos extraordinarios con una duración limitada creados en razón de una emergencia fiscal. 

El Decreto No. 2.169 entrará en vigencia el 1° de febrero de 2016.  Distinto al pasado, el Decreto No. 2.169 omitió referencia alguna a la vigencia del Impuesto. Parece entonces que la intención del Ejecutivo es que el Impuesto permanezca indefinidamente dentro del sistema tributario venezolano. A pesar de la ausencia de anuncios oficiales, resulta obvio que el propósito del Impuesto es reducir el déficit fiscal.  

En líneas generales, salvo por la tarifa, el Decreto No. 2.169 es una copia casi exacta del Decreto Ley No. 5.620 mediante el cual se dictó el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Impuesto a las Transacciones Financieras de las Personas Jurídicas y Entidades Económicas sin Personalidad Jurídica (Gaceta Oficial No. 5.852, Extraordinario, del 5 de octubre de 2007), vigente hasta junio de 2008. En aquella oportunidad la alícuota era de 1,5%.

A.    Hechos imponibles
I.    Aspecto Material
Las siguientes operaciones estarán sujetas al Impuesto:

  1. Los débitos en cuentas bancarias, de corresponsalía, depósitos en custodia u otra clase de depósitos, fondos de activos líquidos, fiduciarios y en fondos del mercado financiero u otro instrumento financiero que se realicen en bancos u otras instituciones financieras venezolanas.
  2. La cesión de cheques, valores, depósitos en custodia pagados en efectivo y cualquier otro instrumento negociable, a partir del segundo endoso.
  3. La adquisición de cheques de gerencia en efectivo.
  4. Las operaciones activas que efectúen bancos y otras instituciones financieras entre ellas, con plazos no inferiores a dos días hábiles bancarios.
  5. La transferencia de valores en custodia entre distintos titulares, aún cuando no exista un desembolso a través de una cuenta.
  6. La cancelación de deudas efectuadas sin mediación del sistema financiero por el pago u otro medio de extinción.
  7. Los débitos de cuentas que conformen sistemas de pagos organizados privados, no operados por el Banco Central de Venezuela y distintos del Sistema Nacional de Pagos.
  8. Los débitos en cuentas para pagos transfronterizos.

II.    Aspecto Temporal
Los hechos imponibles antes descritos se entenderán ocurridos cuando se efectúe el débito en la cuenta o se cancele la deuda, según sea el caso. 

III.    Aspecto Territorial
El Decreto No. 2.169 establece que el débito en cuentas bancarias o la cancelación de deudas estarán gravados con el Impuesto cuando:

  1. Alguna de las causas que lo origina ocurre en Venezuela o se sitúa dentro de Venezuela, incluso en los casos que se trate de prestaciones de servicios generados, contratados, perfeccionados o pagados en el exterior, y aunque el prestador del servicio no se encuentre en Venezuela.
  2. Se trate de pagos por la realización de actividades en el exterior vinculadas con (i) la importación de bienes o servicios; (ii) asistencia técnica; o (iii) servicios tecnológicos utilizados en Venezuela.
  3. El servicio se desarrolla en Venezuela, independientemente del lugar donde éste se utilice.

B.    Sujetos Pasivos
I.    Contribuyentes
De conformidad con el Decreto No. 2.169, las siguientes personas calificarán como contribuyentes del Impuesto:

  1. Las personas jurídicas y las entidades económicas sin personalidad jurídica que el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (“SENIAT”) haya calificado como como sujetos pasivos especiales,[1] por: (i) los pagos que hagan con cargo a sus cuentas en bancos o instituciones financieras; y (ii) los pagos que hagan sin mediación de instituciones financieras.
  2. Las personas jurídicas y entidades económicas sin personalidad jurídica, vinculadas jurídicamente a una persona jurídica o entidad económica sin personalidad jurídica, calificada como sujeto pasivo especial, por los pagos que hagan con cargo a sus cuentas en bancos o instituciones financieras o sin mediación de instituciones financieras.
  3. Las personas naturales, jurídicas y entidades económicas sin personalidad jurídica, que sin estar vinculadas jurídicamente a una persona jurídica o entidad económica sin personalidad jurídica, calificada como sujeto pasivo especial, realicen pagos por cuenta de ellas, con cargo a sus cuentas en bancos o instituciones financieras o sin mediación de instituciones financieras.

El Decreto No. 2.169 no define, a los efectos de la identificación de los sujetos pasivos, qué debe entenderse por sociedades “vinculadas jurídicamente”. Sin embargo, conforme a lo establecido en la Exposición de Motivos del Decreto No. 2.169 podría concluirse que las personas jurídicas y entidades económicas sin personalidad jurídica estarán “vinculadas jurídicamente” con los sujetos pasivos del Impuesto cuando se trate de entidades pertenecientes a un mismo grupo empresarial. En este sentido, la referida Exposición de Motivos señala expresamente que “Entre las innovaciones más importantes que contempla este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley, se encuentra el gravamen que recae sobre los sistemas organizados privados de pagos, a través de los cuales se materializan importantes transacciones, principalmente entre entidades o personas jurídicas del mismo grupo empresarial.” (Subrayado nuestro). En realidad no se trata de una innovación del Decreto 2.169 puesto que el Decreto 5.620 de 2007, antes citado, establecía la misma regla.

II.    Responsables
De acuerdo con lo dispuesto en el Decreto No. 2.169, el SENIAT podrá (i) designar como responsables del pago del Impuesto, en calidad de agentes de retención o percepción del Impuesto, a quienes intervengan en actos u operaciones en las cuales estén en condiciones de efectuar por sí o por interpuesta persona, la retención o percepción del Impuesto (por ejemplo, los bancos y otras instituciones financieras); (ii) establecer el lugar, forma y condiciones para la declaración y pago del Impuesto a través de una Providencia de carácter general; y (iii) dictar las normas necesarias para la recaudación del Impuesto.

C.    Base imponible, alícuota y determinación del Impuesto
La base imponible del Impuesto es el importe total de cada débito en cuenta, operación gravada o cheque y la alícuota es del 0,75% de la base imponible. El monto del Impuesto a pagar será el resultado de multiplicar la referida alícuota (i.e., 0,75%) por la base imponible correspondiente. El Impuesto no será deducible del impuesto sobre la renta y su período de imposición será de un día.

D.    Reglas aplicables a la declaración y pago del Impuesto

  1. Los contribuyentes deben declarar y pagar Impuesto que recae sobre los débitos efectuados en cuentas de bancos u otras instituciones financieras diariamente.
  2. Los contribuyentes deben declarar y pagar el Impuesto que recae sobre la cancelación de deudas mediante el pago u otros mecanismos de extinción, sin mediación de bancos u otras instituciones financieras, de acuerdo con el calendario de pagos de las retenciones del Impuesto al Valor Agregado para contribuyentes especiales.

E.    Exenciones
Los siguientes sujetos y transacciones estarán exentos del pago del Impuesto son:

  1. La República y demás entes político-territoriales.
  2. Las entidades de carácter público calificadas como sujetos pasivos especiales.
  3. El Banco Central de Venezuela.
  4. El primer endoso que se realice en instrumentos negociables.
  5. Los débitos que generen la compra, venta y transferencia de la custodia en títulos valores emitidos o avalados por la República o el Banco Central de Venezuela, así como los débitos o retiros relacionados con la liquidación del capital o intereses de los mismos y los títulos negociados en la bolsa agrícola y la bolsa de valores.
  6. Las operaciones de transferencias de fondos que realice el titular entre sus cuentas, en bancos o instituciones financieras constituidas y domiciliadas en Venezuela. Esta exención no se aplica a las cuentas con más de un o una titular.
  7. Los débitos en cuentas corrientes de misiones diplomáticas o consulares y de sus funcionarios extranjeros acreditados en Venezuela.
  8. Los débitos en cuenta por transferencias o emisión de cheques personales o de gerencia para el pago de tributos cuyo beneficiario sea el Tesoro Nacional.
  9. Los débitos o retiros realizados en las cuentas de la Cámara de Compensación Bancaria, las cuentas de compensación de tarjetas de crédito, las cuentas de corresponsalía nacional y las cuentas operativas compensadoras de la banca.
  10. La compra-venta de efectivo en la cuenta única mantenida en el Banco Central de Venezuela por los bancos y otras instituciones financieras.

F.    Prohibición de traslado o repercusión a trabajadores

En los casos de cuentas bancarias abiertas para el pago de nóminas de salarios, jubilaciones, pensiones y demás remuneraciones similares derivadas de una relación de trabajo actual o anterior, el Decreto No. 2.169 prohíbe expresamente a los deudores o pagadores trasladar a los trabajadores, jubilados o pensionados el monto del Impuesto que soporten al pagar dichas contraprestaciones.

G.    Deberes formales e incumplimiento

Los sujetos pasivos del Impuesto deben (i) entregar reportes detallados de sus cuentas bancarias o contables a el SENIAT, si la misma lo solicita; y (ii) declarar y pagar el Impuesto conforme a los requisitos establecidos mediante Providencia, así como registrar el Impuesto como débito de la cuenta bancaria respectiva o, si fuere el caso, en la cuenta de orden. El incumplimiento de esas obligaciones será sancionado de conformidad con lo dispuesto en el Código Orgánico Tributario.

 


[1] Los contribuyentes especiales son las personas naturales y jurídicas que tienen características similares en cuanto a los niveles de ingresos y las actividades que realizan y son los grandes contribuyentes.

14 de enero de 2016.

Síntesis Legal Baker & McKenzie

Última actualización el Viernes 15 de Enero de 2016 10:33
 
Banner